Miércoles , 20 septiembre 2017
Breaking News
Home | Otros Juegos | Juegos de Rol | La Puerta de Ishtar
lapuertadeishtar

La Puerta de Ishtar

Aunque el hostigamiento al que me somete Cronos ha hecho que ya no le pueda dedicar mucho tiempo a los juegos de rol, mi incursión en el universo friki vino de la mano de ellos hace más de 20 años. Por ello, creo que es de justicia que me estrene en esta fantástica página web con un artículo sobre un juego de rol. En concreto, con uno al que me he enganchado desde que lo descubrí, y que ha sido un rotundo éxito en cuanto a la iniciativa de crowdfunding para editarlo en formato físico. Me refiero a La Puerta de Ishtar, de Rodrigo García Carmona.

Y es que este juego tiene, desde mi punto de vista, una serie de cualidades que lo han convertido en un producto de éxito entre la comunidad rolera. Cuando me aproximo a un juego de rol, suelo mirar dos cosas fundamentalmente: la ambientación y la mecánica de juego. Normalmente es difícil encontrar un producto en el que se conjugen bien ambas cosas, y alguna u otra suele siempre flaquear un poco. Pero me quito el sombrero ante Rodrigo. Ha sido capaz de desarrollar un sistema de juego sencillo pero completo, que permite resolver cualquier situación, realizar proezas heroicas, o que cualquier personaje pueda contribuir en cualquier situación: se acabó el sentarse a hacer otra cosa con tu bibliotecario mientras los guerreros reparten leña, o vigilar que no venga nadie y no tropezar como un patoso mientras el ladrón va desactivando trampas y cerraduras cautelosamente. El Motor de Emociones, como lo define su creador, es una auténtica obra de arte de ingeniería rolera: sencillo, eficaz y con muchas posibilidades. El sistema de combate, por otro lado, permite resolver los enfrentamientos más intrascendentes de forma rápida y dinámica, sin perder su atractivo, y creando dificultades a los jugadores, aunque sin llegar a estropearles la partida: a nadie le gusta perder a su personaje en una vulgar pelea de taberna, ¿no? Pero si llega la hora de la verdad, y aparece un enemigo peligroso, un desafío importante para los PJs, está la opción más rica en detalles, que sin ralentizar el desarrollo de la partida, permite sacarle todo el jugo al combate. Es más, hasta tienes la opción de elegir cómo puede morir tu personaje, incluso sacrificándolo para asegurarte de que tus compañeros sobrevivan (y todavía hay una última oportunidad de que puedas burlar a la muerte en una proeza digna de una leyenda).

Respecto a la ambientación, Rodrigo nos traslada a la época de los antiguos akkadios, a Mesopotamia, con una magnífica compenetración entre datos históricos reales y pinceladas (muy abundantes) de fantasía. Nos situamos en alguna de las ciudades estado que componen el imperio de Akkad, regado por los ríos Idigna y Buranum, donde encarnaremos a un noble Awilu, esclavo Mushkenu, guardián Wardu, nómada Uridimmu, comerciante de Assur u hombre libre Cimmerio. Todos bajo el mandato de Sargón, que lleva manteniéndose en el poder más de 2000 años gracias a los conocimientos de brujería otorgados por los Igigu, los Dioses de las Estrellas, venidos para desterrar a los Antiguos Dioses o Anunnaki. Shuk-Nippurash, La Progenitora; Kogu-Shogtosshu, La Llave Para Todas Las Puertas; Kuthalu, El Que Habita En Las Profundidades…, han extendido su culto por todo Akkad. Aunque los Antiguos Dioses estén olvidados, salvo para unos pocos, en Akkad no hay ateos, la existencia de los dioses es tan palpable como el agua que se bebe o el aire que se respira. Sólo cabe elegir a cuál o cuáles vas a dedicar tus plegarias. Y seguro que alguno de los anteriores te resulta familiar…

El cóctel de información que nos brinda Rodrigo es tan rico y abundante, que las posibilidades para crear aventuras son infinitas: exploraciones, intrigas palaciegas, viajes mercantes, investigaciones sobre conocimientos antiguos…, el límite lo pone tu imaginación. Todo ello, combinado con el Motor de Emociones, asegura que disfrutarás de las partidas de este juego como no lo has hecho en nigún otro (y te lo dice un fan incondicional de Rolemaster, que no tiene nada que ver con la ambientación ni el sistema de La Puerta de Ishtar).

Que Enki vele tu camino.

2 comments

  1. Muy buen artículo, la verdad que La Puerta de Isthar ha sido todo una sorpresa

  2. Magnifico post con el que se estrena este nuevo colaborador de Dragones y Castillos.

¿Que os ha parecido?

.