Inicio | Articulos de Opinion, Entrevistas... | Entre la fantasía y la realidad. Vlad Dracul

Entre la fantasía y la realidad. Vlad Dracul

Hasta hace apenas unos diez años existía una gran separación entre las figuras de fantasía y de temática histórica. En realidad se consideraba que el hobby de pintar figuras era una cosa exclusiva de la figura histórica y que todo aquello relacionado con las miniaturas de fantasía no era mas que para jugar a «eso del rol» y los wargames. Y las pocas piezas de fantasía a otras escalas que se veían en los concursos estaban relegadas a un segundo plano, eran categorías de «segunda».

Y lo cierto era que el hecho de que el material de fantasía que se podía encontrar era prácticamente para esos fines, no ayudaba mucho a levantar esa lacra.

Pero hace unos diez años, mes arriba mes abajo, la cosa comenzó a cambiar. Poco a poco se iban viendo trabajos realmente impresionantes de fantasía. Trabajos que iban mas allá de una figura para juego, figuras de fantasía de exposición! Y a un nivel muy alto.

Cabe destacar que este proceso de resurgir estuvo apoyado por modelistas de talla mundial que hasta el momento centraban su trabajo en la figura histórica y que un día decidieron apoyar esa otra cara del modelismo; derivando bien sus trabajos, bien sus marcas comerciales, hacia un terreno baldío que cada vez tenía mas demanda por parte de los aficionados.

Y así poco a poco, la fantasía fue cobrando fuerza. Cada vez mas, mas marcas de corte histórico se sumaban a sacar una línea de fantasía, reticentes al principio y aprovechando el filón después. Y ese abismo que antes separaba estas dos vertientes se fue haciendo mas pequeño hasta convertirse en un fino velo.

Y aunque aun hoy siguen separadas, ya no hay clases. Y ese fino velo,de vez en cuando, se rompe para dar lugar a una figura que no esta aquí ni allí… Una figura que está a medio camino de las dos caras de esta misma moneda.

Y la novedad que trae Pegaso Models este mes es buena prueba de ello. Se trata de una versión de Vlad Draculea, conocido popularmente entre sus íntimos como Vlad el Empalador, debido a una poco recomendable afición que tenía. Personaje que serviría para inspirar al escritor Bram Stoker en la creación de su personaje literario del Conde Drácula.

Esta figura es la última muestra de como fantasía y realidad se pueden dar la mano para crear una pieza de la que podemos hacer múltiples interpretaciones y decantarnos hacia el lado que mas nos guste.

La figura ha sido esculpida por Andrea Jula y pintada por Alexandre Cortina. En una escala de 75mm, la figura es imponente, al igual que su precio, que roza los 100€.

b2b_PEG_75-906_1b2b_PEG_75-906_2b2b_PEG_75-906_3

¿Que os ha parecido?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

.