Inicio | Otros Juegos | Juegos de Tablero | ¿A qué jugamos, papá? – A «Hurry’cup!»

¿A qué jugamos, papá? – A «Hurry’cup!»

Seguimos con el proceso de conversión de nuestros pequeños retoños (aunque también puede valer para otros miembros de la familia, incluidas novias y suegras) en futuros frikis de los juegos, esta vez con unas entretenidas y divertidas carreras de coches. Pero no os preocupéis, no tenéis que ser aficionados a lo uno (carreras) ni a lo otro (coches) para disfrutarlo (de hecho, yo no soy forofo de ninguna de las dos cosas). En este caso estamos hablando de Hurry’cup!, una pequeña joya de Antoine Bauza (el de 7 Wonders), y editado por Hurrican Games.

Portada de la caja del juego
Oliver y Dorotha
Claudia

Encarnaremos a uno de los de conductores, de aspecto algo excéntrico, que participan en el prestigioso rally Cannes-Mónaco, con un objetivo muy simple: ganar la carrera. El primero en atravesar la meta recibirá los aplausos y los honores de los demás jugadores. ¿Será Claudia, la bella romana con su bólido de color carmesí? ¿O El Gato, que jamás se cae de su moto? ¿Tal vez Oliver y Dorotha con su sidecar?

El juego consta de 36 piezas hexagonales que componen el circuito (cada una es una casilla), y al crearse de forma aleatoria, las combinaciones son casi infinitas, por lo que nunca jugaremos dos carreras iguales. En dichas piezas están dibujadas las secciones de carretera (curvas o rectas), y algunas de ellas tienen señales de limitación de velocidad, que serán muy importantes durante el transcurso de la partida.

Circuito listo para empezar la carrera, con los vehículos en la línea de salida

La mecánica es bastante sencilla, y requiere una pizca de suerte, un poco de cálculo, y algo de habilidad y atención. Al principio de cada turno se tira el dado incoloro (de color madera, en realidad), y que se denomina Acelerador. El valor de dicho dado servirá para que todos los jugadores calculen su velocidad ese turno sumándolo al valor del segundo dado (uno de los coloreados) que conseguirán después. En general, cuanto menor sea el valor del Acelerador, mejor, ya que nos permitirá escoger un mayor valor en el segundo dado, que se denomina Depósito. Ahora viene lo difícil y divertido: conseguir el dado de color (Depósito) que te interesa según por dónde vayas a pasar. Para ello, se tiran a la vez los dados de colores (uno por cada jugador presente) con el cubilete, y cuándo se descubren a la vista de todos simultáneamente, cada jugador debe hacerse con la ficha de madera del color correspondiente al dado que más le interesa. Evidentemente, no todos van a poder conseguir el dado que quieran, así que tendrán que sufrir las consecuencias. Una vez cada jugador tiene su dado de Depósito, suma su valor al del Acelerador, y al multiplicarlo por 10 obtiene la velocidad que llevará su vehículo ese turno. Por ejemplo, si en el Acelerador de un turno salió un 4, y un jugador ha conseguido hacerse con un Depósito que marca un valor de 5, su velocidad será (4+5)x10=90 km/h. Eso significa que un jugador no podrá atravesar ese turno por casillas en las que el límite de velocidad sea inferior a la que lleva, y tendrá que detenerse al llegar a una de ellas, aunque le queden puntos de movimiento. ¿Y cómo se calculan esos puntos de movimiento? Pues muy sencillo, es el valor del dado de Depósito, en el caso del ejemplo anterior, 5 puntos, que le permitirían al jugador adelantar 5 casillas…, siempre que no se encuentre con una señal de velocidad limitada inferior a 90 km/h.

Además, el juego tiene un sistema que compensa cada turno al jugador más rezagado, para que no se quede atrás del todo y mantener la tensión durante toda la carrera. También hay una serie de fichas que cada jugador posee y que le proporcionan mejoras puntuales durante un turno (por ejemplo, ignorar el dado de Acelerador, o mirar y elegir el dado de Depósito antes que los demás), pero cuidado, sólo las podrás utilizar una vez por partida, así que eligue el momento adecuado. Por último, repartidas por todo el circuito hay también algunas fichas en determinadas casillas que pueden ser de ayuda (aunque también hay alguna perjudicial…).

La presentación es bastante buena, aunque sencilla, y los materiales son de buena calidad (cartón grueso, madera y plástico). En definitiva, una adquisición recomendable que puede haceros pasar un buen rato.

3 comentarios

  1. ¡Tiene una pinta estupenda! Me ha entrado el gusanillo. Muchas veces con juegos tan simples como este, se lo pasa una genial. ¿Cuanto cuesta?

  2. Pues lo he visto por menos de 20 euros en La PCra y Dracotienda, por ejemplo:
    http://www.lapcra.org/Hurry-Cup-Hurry-Cup.html
    http://tinyurl.com/c36pe3e
    Por ese precio, merece la pena. A mí me gusta, y le doy caña a juegos de mecánica compleja también 🙂

  3. Hola! Gracias por vuestra reseña, de las pocas en español que he encontrado sobre el juego. Ocho años después de haber escrito la reseña la comento… Bueno, simplemente comentar que en mi copia del juego sólo me llegó un manual en castellano con algunas incongruencias y he sido incapaz de encontrar en la red una copia del manual en inglés (la página de Hurrican parece que está muerta en vida, nada funciona en ella).
    La cosa es que por las reseñas que he leído en inglés, jamás se lanza el dado acelerador antes del turno de ningún jugador sino que será cads jugador en su turno quien lo lance para ver si la suerte le acompaña después de ‘cazar» los dados descubiertos al levantar el cubilete.
    Os quería preguntar si disponíais del manual en otro idioma que no fuera el castellano y podríais confirmar lo que os comento.
    Nada más. Un saludo y muchas gracias de antemano.

    Vicente.

¿Que os ha parecido?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

.